Errores en el entrenamiento de la resistencia en carreras de montaña

En la charla taller que Health Space realizamos en Intersport Canarias, en el Centro Comercial el Trompo de La Orotava, tuvimos oportunidad de hablar largo y tendido de lo que supone entrenar la resistencia para preparar competiciones tipo Trail o Ultratrail, tan de moda en nuestro país y más si cabe en Canarias y en concreto en Tenerife, dada la cercanía con nuestros bellos perfiles montañosos. Además de aportar pautas sobre cómo realizar el entrenamiento adecuado -y que abordaremos en otro artículo- hicimos hincapié en una serie de errores comunes que suelen cometerse y que tenemos que evitar a toda costa.

La moda de las carreras de montaña nos ha traído a nuestra profesión un nuevo perfil de usuario que quiere entrenar al aire libre, que siente un feeling especial con la unión deporte y naturaleza, y que, por lo tanto, no se deja ver a menudo por salas de trabajo especializado, centros deportivos o gimnasios.

De hecho la realidad es que este tipo de competiciones se entrenan casi en exclusividad en la propia montaña. Y no digo que eso sea una mala praxis, pero si digo que es incompleta de cara a rendir con seguridad y eficacia en tu hobby o deporte amateur. A esto le sumaremos que en nuestro entorno seguimos recurriendo al consejo fácil del amigo, el cuñado o a nuestra “incuestionable” efectividad para buscar en internet, y no haciéndolo directamente al profesional deportivo (hay que definir bien este término, lo sé).

A continuación voy a enumerar algunos de los errores más típicos que puedes encontrar en tu día a día como corredor de montaña:

  • No planificar (y no digo hacerlo tampoco como lo haría T.Bompa, calma)
  • Entender la planificación, como algo a corto plazo (“Me prepararé la del próximo mes desde hoy, tengo tiempo”)
  • Creer que con las sensaciones basta (Deja esto para la élite, aun así habría muchos matices).
  • Suplementarse y no alimentarse (Esto es demasiado típico)
  • No determinar tus umbrales de rendimiento (A ciegas)
  • No evaluar tu estado de salud deportiva (Juega con tu vida, total, no vale más que tus nuevas zapatillas ¿no? )
  • No entrenar la fuerza (“Soy fondista, ¿para qué coger pesas?”)
  • No descansar lo suficiente (Si no duermes más de 8 horas al día, no compitas)
  • Querer mejorar los tiempos en “ultras”, sin doblar sesiones (“No tengo tiempo, voy con lo que puedo, total sólo son 50 kilómetros”)
  • Sobreentrenarse (Es la consecuencia de todo lo anterior)
  • Dejarse llevar por “los coleguitas del running”

 

¿Te suenan estos errores en el entrenamiento de la resistencia en carreras de montaña? ¿Son habituales en tu entorno? ¿Conoces alguno más?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *