Madurez Activa en Santa Cruz de Tenerife

Hábitos de vida saludable para prevenir dolencias articulares

Las dolencias del aparato osteoarticular son muy frecuentes en la población, y sus consecuencias se observan sobre todo en las personas de cierta edad. Sus síntomas más frecuentes son la inflamación y el dolor. Estas dolencias deterioran muchísimo la calidad de vida, reduciendo el rango de movilidad y las posibilidades de realizar una vida plena y productiva. La vida saludable, la dieta y el ejercicio, contribuye de forma relevante a prevenir las dolencias articulares.

A pesar de estar comúnmente asociadas al paso del tiempo, no todas las personas ancianas padecen dolencias del aparato osteoarticular. Por un lado, la ampliación del margen de esperanza de vida hizo crecer el número de casos de estas patologías en una población cada vez más longeva. Pero también es cierto que el hombre y la mujer modernos trabajan poco con su cuerpo. En efecto, las articulaciones que están hechas para moverse, permanecen quietas mientras sus sedentarios dueños trabajan sentados, viajan sentados, se divierten sentados, etc. Su escaso funcionamiento se ve muy solicitado muchas veces por el sobrepeso y la obesidad, desórdenes de creciente incidencia en edades cada vez más jóvenes.

Por todo lo expuesto cabe entonces hacernos esta pregunta: ¿pueden prevenirse los problemas articulares con hábitos de vida saludables, como la dieta y el ejercicio? La respuesta es tajante: por supuesto que sí.

Veamos cuales son algunos de los beneficios que nos reportan:

  • Con el ejercicio las articulaciones aumentan su capacidad de flexibilidad dinámica, por lo que nuestro rango de movimiento aumenta.
  • Los huesos pueden aumentar su resistencia a las sobrecargas haciéndose más resistentes a golpes y lesiones.
  • El aumento de la eficacia de las articulaciones, debido a la estabilización de tendones y ligamentos y a una mejora de la lubricación interna, sumado al aumento de la masa muscular y de su resistencia, hacen que nuestra calidad de vida aumente exponencialmente pudiendo retrasar el envejecimiento y aumentar las posibilidades de expansión como persona móvil e independiente.

Dicho esto, ¿a qué estamos esperando para mover nuestro maravilloso cuerpo? Aprovechemos las múltiples alternativas que nos brinda el mercado y demos un salto cualitativo hacia nuestra mejora de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *