Espanta los malos humos

Desde hace unos años. se viene evidenciando a través de diferentes estudios, el potente efecto que posee la práctica del ejercicio físico regular sobre nuestra psique. Pero quizá, uno de los puntos de incidencia más significativo es el que posee nuestro mal humor. La Sociedad Americana de Psicología publicaba hace un año una batería de estudios donde se demostraban varias cosas muy interesantes. La primera: que el mal humor era el producto de una combinación de factores como la gestión del estrés, la cultura, el entorno familiar, la relajación, el conocimiento y de diferentes técnicas específicas. Y la segunda: que se demostraba que después de la práctica de ejercicio físico regular, las personas éramos menos proclives a los malos humos y además era la mejor técnica para relativizar un enfado. Así que, dicho esto, practica ejercicio físico un mínimo de tres veces por semana y una hora en cada sesión, por ejemplo, ya no sólo por potenciar tus músculos, o para mejorar tus pulmones y corazón, sino para que mantengas alejadas de tí, las insanas calenturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *